Inicio / Tratamiento / Cómo eliminar piojos y liendres / Nopucid® BioCitrus II

Tratamiento

Encontrá el mejor tratamiento para tu caso

Tratamiento de la pediculosis
1
Cómo eliminar piojos y liendres
2

Nopucid® Bio Citrus II

La alternativa eficaz
para los más pequeños

  • Para pieles sensibles y cabellos dañados o abundantes.
  • Con aceites esenciales cítricos LeemH26.
  • Con sliding system, sistema de remoción fácil
    de piojos y liendres.
  • Suave y de origen natural.
  • Composición 100 % efectiva en piojos y liendres.
  • Deja el cabello suave y brillante.
  • El uso diario de esta loción mantiene el pelo libre
    de piojos y liendres.
  • Loción x 140 ml.
No tóxico, libre de pesticidas.

Mecanismo de acción: evita el desarrollo de la liendre impidiendo el nacimiento de futuros piojos.

Más información
Más información

Los aceites esenciales

La opinión de especialistas del CIPEIN - Centro de Investigación de Plagas e Insecticidas
dependiente del CONICET - Argentina
Los aceites esenciales de plantas aromáticas son compuestos que le dan a la planta su olor y características. Desde hace varios años se observó que algunos de los componentes de estos aceites esenciales tienen un efecto insecticida; y han sido utilizados como activo de formulados en plagas como los gorgojos, por ejemplo.

Nuestro desarrollo tuvo como objetivo el uso de aceites esenciales
como activo de una formulación pediculicida:

todos los productos anteriores existentes estaban basados en insecticidas químicos.
Este producto es natural
El sitio de acción es otro
Es mucho más seguro para quien lo está recibiendo.
Nuestro desarrollo propuso utilizar productos pediculicidas
basados en aceites esenciales de plantas.
Nuestro desarrollo propuso utilizar productos pediculicidas basados en aceites esenciales de plantas.
De esos 30 se eligieron los que eran más efectivos como el eucalipto.

El aceite esencial no se distribuye parejo para ser un pediculicida como podría ser el caso de una loción. Por lo tanto, parte del éxito de esta formulación es que el aceite tiene un coadyuvante o un potenciador del efecto pediculicida que además permite solubilizarse en un medio alcohólico. La formulación tiene la gran novedad de que no utiliza insecticidas químicos sino que usa aceites esenciales de plantas.

En el año 2002, fuimos invitados a participar del Congreso Internacional de Phthiraptera (nombre científico del piojo), que se realizó en Australia. Durante el encuentro se presentaron trabajos de Europa y Oriente que investigaban desarrollos para remplazar el insecticida por formulaciones naturales. En Australia, por ejemplo, existe una formulación pediculicida basada en aceites esenciales de un árbol típico de ese país.

30
años
El CIPEIN trabaja desde hace 30 años en el estudio de plagas.
1995
Desde el año 1995 se aboca a la investigación sobre piojos.
La formulación que desarrollamos está probada en tres vías: por método de exposición a vapores del producto, por contacto sobre superficies tratadas y por inmersión de los piojos en la formulación pediculicida final. Probamos el producto sometiendo a los piojos a una cámara ambiental en donde había vapores de estos aceites esenciales, y medimos el tiempo que tardaba cada uno de los aceites en voltear a los piojos expuestos. Otra vía fue exponer a los piojos en superficies tratadas, ya que como el producto se va a aplicar en el cabello, el piojo va a estar sometido a los vapores que desprende el producto y además va a caminar sobre el producto; por lo tanto, hicimos caminar piojos sobre papeles impregnados en la formulación. La última vía de incorporación fue sumergir el piojo en la loción final. De acuerdo a lo observado, en las condiciones del ensayo comparado con todos los productos que tenemos hoy disponibles en el mercado, la efectividad de la nueva formulación fue del 100 por 100 por ciento; comparada con un porcentaje de entre 5 y 50 por ciento que observamos con otros productos basados en permetrina. Del producto final, hay además estudios realizados de irritación dérmica, irritación ocular y toxicidad; y ensayos clínicos para comprobar su eficacia.